¿Cuál es el futuro de la Inteligencia Artificial?

Inteligencia Artificial

La inteligencia artificial es la simulación de procesos de inteligencia humana por parte de máquinas. Estas máquinas cuentan con programas informáticos capaces de realizar tareas y resolver problemas que normalmente requieren seres humanos. La IA permite a las máquinas aprender de la experiencia, ajustar nuevas entradas y realizar tareas similares a las humanas. El uso de la IA tiene muchas ventajas, algunas de las cuales son que ahorra tiempo y dinero, puede funcionar sin interrupciones o descansos, puede resolver problemas que los humanos no pueden, y mejora la eficiencia.

¿Cómo se inició?

Los inicios de la inteligencia artificial se remontan a los filósofos clásicos. Esto se debe a que los filósofos clásicos intentaron describir el pensamiento humano como un sistema simbólico. Pero el término inteligencia artificial no se acuñó hasta 1956 en una conferencia en la universidad de Dartmouth. Luego, en la década de 1990, se aceleró la investigación sobre la IA y su desarrollo. Entonces, en 1997, se creó el Deep Blue de IBM. Deep Blue fue el primer superordenador capaz de ganar una partida e incluso vencer al campeón mundial de ajedrez.

Después de Deep Blue, la IA se aceleró rápidamente y ahora la inteligencia artificial está en nuestras aspiradoras, teléfonos, ordenadores, coches e incluso altavoces.

Vivimos en la era del «Big Data», en la que la inteligencia artificial está en auge, y podemos recopilar grandes cantidades de información y datos y analizarlos en minutos o incluso en segundos. La inteligencia artificial ha afectado a muchos aspectos de nuestras vidas y a muchos tipos de industrias diferentes. Algunas de las industrias que ha ayudado a mejorar y a las que ha afectado son la banca, la sanidad y el transporte.

Bancos

La inteligencia artificial tiene la capacidad de permitir a los bancos ofrecer experiencias óptimas a sus clientes. Se calcula que la tecnología de IA podría aportar hasta un billón de dólares de valor adicional a los bancos cada año.

Los bancos pueden utilizar la inteligencia artificial para encontrar transacciones fraudulentas y mejorar el cumplimiento de las normas utilizando los datos históricos de los clientes para predecir sus resultados y tendencias futuras. Con los datos históricos de un cliente, la IA puede desarrollar una comprensión del comportamiento de los clientes, lo que puede crear una experiencia personal y personalizada al adaptar los productos y servicios financieros añadiendo características personalizadas. Además, con el aprendizaje automático y la cognición, la IA puede identificar acciones ocultas, como el blanqueo de dinero, y ayudar a los bancos a ahorrar millones de dólares.

Sanidad

Si la sanidad aprovecha la tecnología de la inteligencia artificial en el futuro, estos sistemas de IA podrán realizar desde tareas sencillas hasta complejas. La IA será capaz de responder al teléfono para revisar el historial médico de un paciente, analizar la salud de la población, acelerar el descubrimiento de nuevos medicamentos y tratamientos, leer imágenes de radiología e incluso realizar diagnósticos médicos.

La implantación de la inteligencia artificial en la industria sanitaria ayudará a acelerar procesos como el diagnóstico médico y el descubrimiento de nuevos medicamentos o tratamientos. El software de IA puede predecir la estructura de la proteína en 3D con el entorno químico del sitio de la proteína objetivo, lo que ayuda a predecir el efecto de un nuevo medicamento o droga en un paciente. La inteligencia artificial puede resolver problemas de transporte que los humanos no pueden solucionar, como la congestión del tráfico y la escasez de aparcamiento.

Transporte

La IA puede mejorar la calidad, la seguridad, la eficiencia y la sostenibilidad de los futuros sistemas de transporte. Se prevé que los coches autónomos pasen de 20,3 millones de unidades en 2021 a 62,4 unidades en 2030. Los vehículos autónomos son capaces de conducir de forma más eficiente que los conductores humanos.

Los coches autónomos pueden recopilar información sobre accidentes, condiciones meteorológicas, eventos y otras perturbaciones más rápidamente que un humano, lo que hace que la conducción sea más segura y reduce la congestión del tráfico.

En el futuro, la inteligencia artificial mejorará nuestros trabajos y nuestras vidas al resolver problemas que los humanos no son capaces de solucionar o al automatizar tareas repetitivas para ahorrar tiempo y dinero. El futuro de la IA afectará a sectores como la banca, la sanidad y el transporte.

El uso de la IA tiene muchas ventajas, algunas de las cuales son el ahorro de tiempo y dinero, la posibilidad de trabajar sin interrupciones ni descansos y la mejora de la eficiencia. Con el tiempo, la inteligencia artificial afectará a todos los aspectos de nuestras vidas y hará que nuestras tareas diarias sean sencillas.

Contacto

Para más información, podéis contactar con Dost a través de su sitio webLinkedInTwitterInstagram y Facebook

Para contactar directamente con el equipo de Dost, podéis enviar un email a Marta Bigorra, SDR en Dost, a la siguiente dirección: mbigorra@mydost.ai

Si tienes cualquier duda, contacta con nosotros